🖊️ La Rutina de un Value Investor

Inversiones y atención: El poder de la rutina eficaz

Durante mucho tiempo me pregunté cómo hacer el mejor uso de mis horas dedicadas a la inversión. Hay tanto para leer y procesar que a veces uno puede perderse en este océano de información. Seguramente, te habrá pasado.

Es por eso que en este artículo quiero compartir algunos insights sobre la rutina de un value investor, apoyado en un texto compartido por uno de los inversores que más admiro: Connor Leonard. Al final del artículo, te compartiré su rutina diaria tal cual él la describe.

¿Cómo separar la señal del ruido? ¿Cómo estructurar un día maximizando el retorno que obtenemos sobre nuestra atención?

Este artículo puede ser especialmente relevante para inversores activos. Sin embargo, si crees que la selección de acciones podría ser para vos, te recomiendo que lo leas hasta el final. Es algo que me hubiera gustado saber cuando comencé mi carrera como inversor. Comencemos.

La dieta de información del inversor en valor

Un inversor debe estar informado

Robert G. Hagstrom decía que las inversiones son el último arte liberal. Argumentaba que un buen inversor debe conocer los principales modelos mentales de todas las disciplinas: historia, matemáticas, biología, psicología, literatura, etc.

Ya vamos a llegar a eso, pero de mínimas, creo yo que un inversor debería estar bien informado de lo que pasa en el mundo. 

No voy a entrar en cuáles son los mejores medios de prensa hoy en día, pero deberías consumir al menos alguna fuente confiable de información periódica.

En mi caso particular, durante los últimos 10 años, he leído The Economist cada semana. Creo que es un buen resumen general de lo que está pasando en el mundo. Busco más hechos que opinión (de hecho, se equivocan bastante con los pronósticos), pero de todas formas me parece una buena alternativa.

Connor Leonard lee tres diarios cada mañana (Wall Street Journal, New York Times y Financial Times), todos en edición impresa.

Considero que también puede ser una buena práctica, aunque leyendo un semanario como The Economist probablemente ya estás cubriendo el 80% de las necesidades de información para un inversor.

Obviamente, después están las noticias específicas de cada industria, de cada empresa que seguimos, pero eso es aparte. Aquí me refiero solamente a tener una idea general de lo que está pasando en el mundo.

Información específica de cada empresa

El trabajo de un value investor es más parecido al de un detective que al de un matemático o un economista. Necesitamos encontrar esas migajas de pan que la empresa va dejando para entender el negocio mejor que el resto de los participantes del mercado.

Para ello, es necesario recurrir a todo tipo de información. Sin embargo, la fuente de información primaria de un value investor siempre debería ser los informes anuales.

Connor Leonard lee 3 reportes anuales por semana, impresos y subrayados. 

Considero que es una buena práctica. Los informes anuales suelen ser lecturas densas y no tan llevaderas, llenas de tablas e información regulatoria. Por eso, es clave saber separar la señal del ruido y, para eso, no hay otra opción que practicar.

Además, son pocos los inversores que realmente los leen. Así que si vos los leés, ya te estás poniendo en ventaja con respecto al resto del mercado.

Además de los reportes anuales, también tenés otras fuentes de información primaria que genera la empresa, entre ellas están:

Otros informes de la SEC: Si la empresa cotiza en Estados Unidos, va a reportar a la SEC, que es el órgano regulador. En otros países será diferente, pero el mensaje es el mismo: leer todas las comunicaciones que la empresa proporciona al órgano regulador con información relevante acerca de sus operaciones. Estos documentos los puedes encontrar en la sección de «Relaciones con Inversores» del sitio web de la empresa.

Transcripción de llamados trimestrales: Cada trimestre, las empresas públicas deben reportar resultados y para eso organizan un llamado con analistas. En estas llamadas, se proporciona información importante para los inversores sobre lo ocurrido durante los últimos 3 meses y también sobre la visión del equipo directivo para los meses venideros. Estas transcripciones se pueden encontrar en sitios como Tikr.com o Quatr.com.

Presentaciones a inversores: las vas a encontrar  también en el sitio web de la empresa y son una buena puerta de entrada para tener un panorama general de la situación de la empresa, la descripción del negocio, algunas métricas financieras, participación de mercado, iniciativas recientes, etc. Si estoy comenzando a investigar una empresa, comienzo por estas presentaciones ya que son muy útiles y presentan la información de forma resumida.

Ves entonces que hay varios tipos de documentos que se deben seguir, y que son producidos por la misma empresa para estar al tanto de sus operaciones.

Por otro lado, también tenés las noticias relacionadas con la empresa, que pueden venir en forma de un comunicado de prensa emitido por la compañía o pueden aparecer en los medios de comunicación.

Es clave, entonces, tener acceso a un servicio de noticias especializado, como podría ser Bloomberg o Seeking Alpha, por ejemplo, o incluso Yahoo Finance, donde se brindan todas las noticias que son relevantes para la empresa en cuestión.

Archivo de seguimiento de cada empresa

Como ves, con el tiempo, vas a ir acumulando mucha información relevante para cada empresa y es necesario tenerla organizada y de fácil acceso.

Connor Leonard utiliza un simple documento de Word para cada empresa, donde va pegando sus notas e información relevante.

Yo uso una app que se llama Obsidian y que sirve para tomar notas y relacionarlas a través de links con otras notas sobre el mismo tema.

Conozco otros inversores que usan Notion. La verdad, se trata de una elección personal. 

De todas formas, si quiero hacer una mención especial de una nueva app específicamente pensada para *value investors* y que se usa para dar seguimiento a todo el proceso decisorio al momento de invertir. La app se llama Journalitic y actualmente la estoy probando, así que seguramente escribiré un post acerca de sus beneficios más adelante.

Jerarquía de seguimiento

No podemos seguir con el mismo nivel de detalle a todas las compañías del mercado, ni siquiera a todas las compañías que nos interesan. Por eso te recomiendo implementar una jerarquía de seguimiento.

Vas a prestar atención a algunas empresas más que a otras, por lo tanto, vas a leer mucha más información de las empresas en las que te centrás.

Connor Leonard tiene una jerarquía que se organiza de la siguiente manera:

Empresas en las que está invertido: Claramente, son las empresas a las que vas a prestar más atención y de las que vas a estar más pendiente de las noticias o nuevos documentos que puedan salir. Probablemente sean entre 15 a 25 empresas.

Empresas de seguimiento cercano: Son empresas que no están en cartera pero que tienen posibilidades de entrar en tu portafolio en el futuro. Para Leonard, son unas 20 empresas.

Empresas de seguimiento esporádico: Son empresas que resultaron interesantes por algún motivo pero de las que no estamos muy pendientes. Solo estamos al tanto de los informes trimestrales y los miramos superficialmente. Son 70 empresas para Leonard.

Publicaciones especializadas, blogs, newsletters, Twitter y foros

Ojo acá, porque leyendo este tipo de contenidos se te puede pasar mucho, mucho tiempo. Te lo digo por experiencia.

Aunque está bien estar al tanto de lo que está pasando en el mundo de las inversiones y al mismo tiempo permitir que algo de serendipia se introduzca en el proceso de inversión para encontrar nuevas ideas, puede ser que termines pasando el 80% del tiempo leyendo este tipo de información que al final del día es superficial.

Recuerda, el trabajo de un inversor es investigar compañías y llegar a conclusiones profundas acerca de su valor para entender realmente cuánto valen y de esa forma tomar una decisión de inversión.

El trabajo de un inversor no es estar pendiente de Twitter para ver qué hacen otros inversores.

Obviamente, estas fuentes también pueden servir como fuentes de información alternativa para seguir investigando sobre una empresa en particular, pero al mismo tiempo es muy fácil caer en el consumo de información no relevante y superficial.

Connor Leonard está suscrito a 15-20 publicaciones periódicas, también a Valueline, Manual of Ideas (una de las mejores publicaciones de su tipo) y a diversos foros como Value Investors Club y The Corner of Berkshire and Fairfax.

Cartas de gestores de fondos y escritos de tesis de inversión 

Este tipo de contenido está relacionado al punto anterior, pero creo que es de mejor calidad en cuanto a lo que te puede aportar para mejorar como inversor.

Leyendo las cartas que los gestores de fondos escriben a sus partícipes cada trimestre, se aprende muchísimo sobre ideas de inversión particulares pero también sobre cómo enfocar y qué cosas mirar en diferentes empresas o situaciones de inversión.

Lo mismo ocurre con tesis de inversión que puedas encontrar en boletines de noticias o en otros foros. Creo que leer tesis de inversión es una de las mejores herramientas para afinar tu mirada en cuanto a saber detectar y separar la señal del ruido en esta super abundancia de información en la que estamos inmersos.

Lectura de libros

Este puede ser otro de los «rabbit holes» que puede terminar ocupando la mayor parte de tu tiempo sin llegar a producir ideas de inversión accionables. Obviamente, hay cientos de tipos de libros y no quiero ser dogmático al respecto. Desde ya, los libros son una parte fundamental de la educación de cualquier inversor, pero creo que llega un punto en el que empezamos a tener rendimientos marginales decrecientes en cuanto a la información que estamos absorbiendo (me refiero puntualmente a libros de temáticas de inversión).

Es un «balancing act», como se dice en inglés, un equilibrio delicado. Connor Leonard parece asignar solo 3 horas semanales a la lectura de libros. En mi caso particular, trato de leer libros siempre que me aporten información relacionada a algún problema de inversión en el que estoy inmerso. Claramente separo este tipo de lecturas de la lectura por placer que ocurre en otros momentos del día.

Creación y actualización de modelos financieros

Seguramente tendrás un modelo financiero para cada una de las empresas en las que estás invertido, y probablemente tendrás un modelo financiero para cada una de las empresas del grupo de «seguimiento cercano». A medida que la empresa informe sobre su rendimiento, es la tarea del inversor ir actualizando sus modelos.

Acá no solo me refiero a las típicas métricas de los estados financieros: ventas, márgenes, ganancias, etc. sino también a los KPI (key performance indicators) o indicadores de rendimiento clave que hayas identificado para cada negocio en particular. 

Estos indicadores varían de industria en industria. Por ejemplo, para negocios de venta minorista, es clave seguir las ventas por metro cuadrado, ventas por sucursal, etc., o para hoteles, el porcentaje de ocupación, para sitios de comercio electrónico, el porcentaje de conversión, etc. Es decir, hay indicadores operativos que no aparecen en los típicos estados contables, y que vale la pena realizar un seguimiento.

Networking y contacto con otros inversores 

Connor Leonard dice que es una gran estrategia para intercambiar ideas y aprender de nuevas tesis de inversión. Y estoy de acuerdo. 

Hay un límite en lo que se puede aprender leyendo o absorbiendo información en forma individual. Al final del día, tener contacto con inversores experimentados es una de las mejores formas de acelerar tu crecimiento como inversor particular y, sin duda, una de las actividades que más me ha ayudado en los últimos años. 

Lo que te recomiendo en este caso es intentar estudiar a fondo alguna de las tesis de inversión en las que la persona con la que vayas a hablar ya haya invertido. De esta forma, podrás discutir en profundidad sin quedarte en la superficialidad de una charla informal sobre una empresa que no conoces. 

Los mejores aprendizajes que he tenido se han generado en estas situaciones, debatiendo, refutando y argumentando sobre una tesis de inversión particular.

Conclusiones y próximos pasos

Como ves, existen muchas distracciones en la vida de un inversor que pueden afectar tu efectividad a la hora de analizar empresas. Por ello, te recomiendo ser muy consciente de cómo gestionas tu tiempo. 

Espero haberte dado una visión general de lo que puedes esperar y de cómo organizar tus tareas.

La semana que viene, vamos a ver con qué enfoque analizar todas estas fuentes de información, investigando empresas «*como un periodista*», por lo menos así lo hace Leonard. 

¡Hasta la próxima!

Un saludo,

Mauricio Heck

mauricio@hoyfinanzas.com

Rutina diaria de Connor Leonard. Fuente: Twitter

2 comentarios en «🖊️ La Rutina de un Value Investor»

Deja un comentario