Saltar al contenido
HoyFinanzas.com
blog sobre inversiones

El Balance General

Introducción a los componentes del balance general

Cuando nos referimos a un balance general, hablamos del panorama financiero de una empresa, pues en él se determinan tanto los activos (haberes) como los pasivos (adeudos) con los que cuenta una organización comercial.

composición del balance general
Análisis de los componentes del balance general.

El balance general es el que además organiza en un punto de tiempo todo el desempeño económico de una empresa.

La estructura de un balance general no es nada compleja, solo se debe dividir en dos partes, en el lado izquierdo se incluyen los activos y en el lado derecho los pasivos y patrimonio neto o capital de los accionistas.

En los activos se incluye el efectivo, las propiedades, el inventario, así como las inversiones que realice la empresa. Mientras que los pasivos muestran los compromiso que la empresa tiene con sus acreedores es decir sus deudas tanto de largo plazo como de corto plazo.

En la parte derecha del balance también se incluye el capital de los accionistas, mientras que en el lado izquierdo se muestran las formas como la compañía o empresa maneja dicho capital. Es decir, el balance permite saber cómo se obtiene el capital, en qué se gasta y cómo se invierte.

A continuación compartimos un breve video en donde se explican brevemente los componentes del balance general de una empresa:

Los componentes del balance general.

Activos en un balance general

Al referirnos de los activos en un balance hacemos alusión al activo circulante, el cual se conforma por el efectivo u otros bienes que al término de un año lleguen a convertirse en efectivo.

El activo circulante de una empresa corresponde además a los títulos negociables, es decir, aquellos que representan una inversión que puede ser de corto o bajo riesgo y que suelen venderse con mucha facilidad, transformando este capital en efectivo.

Esto incluye por ejemplo, las inversiones que se realizan en el mercado o bolsa de inversiones, deudas con fecha de caducidad, entre otros.

Este tipo de activos también incluye las llamadas cuentas por cobrar, es decir, allí se refleja los compromisos que los clientes tienen con la empresa, por la comercialización o prestación de bienes y servicios.

Los inventarios, tanto e materia prima, como en bienes terminados y otras posesiones de la empresa entran como activos circulantes de la misma. También pueden comprenderse allí las deudas o compromisos que la empresa canceló con anterioridad, por ejemplo la renta, los pagos de servicios, entre otros.

Finalmente un balance también incluye loa activos fijos, los cuales comprenden bienes como terrenos, equipamiento, planta, propiedades inmobiliarias u otras propiedades que lleguen a repercutir en beneficios tangibles en un lapso determinado.

libros de balance
El Balance General muestra claramente cuál es el panorama financiero de una empresa.

Vale la pena destacar que el valor que cada activo reflejará en el libro es el equivalente a su costo de adquisición, teniendo en cuenta que éste va depreciándose con el pasar del tiempo.

Los pasivos en el balance general

Recordemos que estos reflejan sobre todos los compromiso que la empresa adquiere en términos económicos, éstos dentro del balance se reflejan en el lado derecho y también pueden ser de tipo circulante/corriente o fijo, al igual que los activos.

Hablamos de pasivos corrientes o circulantes cuando mencionamos aquellos que representan las cuentas por pagar, es decir, las deudas que la empresa adquiere con sus proveedores, por la adquisición o venta de productos, créditos o servicios de diversa índole.

Los pasivos además incluyen las facturas que se deben cancelar, bien sea deudas a corto plazo o vencimiento de deudas pendientes, entre otras.

En los pasivos se incluyen los gastos por salarios, impuestos, especialmente los que no han sido cancelados. Además abarcan los ingresos que aún están pendientes por devengar, es decir, los pagos por productos o servicios que aún no han sido entregados.

El balance también incluye los pasivos a largo plazo, es decir, cuya fecha para la cancelación superan el año. Estos pueden incluir los préstamos o créditos que la empresa reciba y deba pagar en plazos largos.

Generalmente los pasivos a largo plazo incluyen una inversión que la empresa hace, de alto costo, pero que requiere de un crédito para la cobertura, a fin de no afectar el ingreso neto de dicha compañía.

También existe la figura de los arrendamientos de capital, los cuales obedecen a un largo plazo, estos están sujetos a pagos mensuales o regulares, generalmente por el uso o posesión de un bien o servicio externo. En pocas palabras, nos referimos a los alquileres, bien sea de la edificación donde se ubican las oficinas, como otros servicios adicionales, como los servicios públicos.

Todas las compañías en el mundo deben cumplir con las leyes fiscales de cada jurisdicción y precisamente los impuestos diferidos entran allí y fungen como un pasivo a largo plazo.

Los pasivos que resultan de los impuestos diferidos surgen cuando las utilidades con el objetivo financiero de la empresa superan a las utilidades que tienen propósitos fiscales.

Capital de los accionistas en el balance general

La diferencia que existe entre los activos y los pasivos de una empresa es a lo que se le llama capital de los accionistas, que también es conocido como el valor que se le da en los libros contables al capital propio de los accionistas, los dueños de la empresa.

El objetivo del balance general

El objetivo de los balances generales es que logre evidenciar un diagnóstico y evaluación exacta y precisa de lo que sería el valor verdadero de este capital de los accionistas, pues desde allí se desprende el valor total de acciones y de la empresa misma.

Es por esta razón que la información que se maneje en el balance general siempre debe estar actualizada, es decir, los activos que allí se reflejen deben estar sopesados tanto en el valor o costo histórico de cada producto o inversión, así como el valor actual, que sufre ciertas modificaciones.

Todos los activos fijos o bienes que se adquieren van a sufrir una modificación en cuanto a su valor real, con el pasar del tiempo, y precisamente esto debe apreciarse en el balance, incluso sirve para evaluar la viabilidad de la inversión que allí se realizó.

Limitaciones de la información incluida en el balance general

Hay que aclarar que hay valores o activos de tipo cualitativo con los que la compañía cuenta, pero que no so reflejados en el balance, precisamente porque no son tan fáciles de medir en cantidades.

Por ejemplo en el caso de la capacitación del talento humano de la empresa, la reputación y trayectoria, aunque estos son considerados activos que suman al valor total de la compañía, no pueden incluirse en un balance.

Esta realidad nos lleva a un panorama un tanto confuso, pues aunque el balance general aporta con exactitud los datos precisos para el establecimiento del costo general de una compañía, hay ciertos aspectos que pese a no ser incluidos allí, suman a este valor general de la empresa.

La capitalización en el mercado es otro término necesario de entender, pues este habla precisamente de ese costo que la empresa va adquiriendo con el tiempo y que dista mucho de su valor histórico, pues cuando de valorar una empresa se trata, también se toma en cuenta los beneficios y proyecciones positivas que la compañía tiene en un mercado de trabajo preciso.

Es decir, el balance aporta orden para el manejo financiero de la empresa, pero hay otros aspectos, incluso cualitativos, que también aportan para determinar el valor total de una empresa o compañía comercial.

Summary
El Balance General
Article Name
El Balance General
Description
Breve descripción de los componentes del balance general.
Author
Publisher Name
HoyFinanzas.com
Publisher Logo