Saltar al contenido

Problemas de Agencia en el Control de la Corporación

16 de octubre, 2018 | por Mauricio Heck

accionistas y control de la corporación

¿Cuáles son los problemas de agencia en el control de una corporación? ¿Cuáles son ejemplos de problemas de agencia y cuáles son los costos de agencia? Todas las respuestas a estas preguntas en el siguiente posteo.

El gerente financiero actúa en el mejor interés de los accionistas al tomar acciones que aumentan el valor de las acciones. Sin embargo, en las grandes corporaciones, la propiedad puede extenderse entre un gran número de accionistas. Ante esta dispersión de la propiedad podría decirse que la administración controla efectivamente la empresa.

En este caso, ¿la administración actuará necesariamente en el mejor interés de los accionistas? Dicho de otra manera, ¿no podría la administración perseguir sus propios objetivos a expensas de los accionistas? En las siguientes páginas consideramos brevemente algunos de los argumentos relacionados con esta pregunta sobre los problemas de agencia y control de la corporación.

Relaciones de Agencia

La relación entre los accionistas y la administración se llama una relación de agencia. Dicha relación existe cada vez que alguien (el director) contrata a otro (el agente) para representar sus intereses.

Por ejemplo, puede contratarle para vender un automóvil que posee mientras él esté ausente. En todas estas relaciones existe la posibilidad de un conflicto de intereses entre el principal y el agente. Tal conflicto se llama problema de agencia.

Imagina que contratas un agente para vender tu automóvil y acepta pagarle a esa persona una tarifa fija cuando éste venda el automóvil. El incentivo del agente en este caso es realizar la venta y NO obtener el mejor precio.

Si ofrece una comisión de, por ejemplo, el 10 por ciento del precio de venta en lugar de una tarifa fija, es posible que este problema no exista. Este ejemplo ilustra que la forma en que se compensa a un agente es un factor que afecta los problemas de la agencia.

Metas de gestión

Para ver cómo pueden diferir los intereses de la gerencia y los accionistas, imagine que una empresa está considerando una nueva inversión: se espera que la nueva inversión tenga un impacto favorable en el compartir valor, pero también es una idea relativamente arriesgada.

Los propietarios de la empresa desearán tomar la inversión (porque el valor de las acciones aumentará), pero es viable que la administración no, porque existe la posibilidad de que las cosas salgan mal y se pierdan los empleos de la administración. Si la administración no toma la inversión, entonces los accionistas pueden perder una oportunidad valiosa. Este es un ejemplo de un costo de agencia.

Más generalmente, el término agencia de costos se refiere al costo del conflicto de intereses entre los accionistas y la administración. Estos costos pueden ser indirectos o directos. Un costo de agencia indirecto es una oportunidad perdida, como la que acabamos de describir. Los costos directos de la agencia vienen en dos formas. El primer tipo es un gasto corporativo que beneficia a la administración pero le cuesta a los accionistas.

Quizás la compra de un jet corporativo lujoso e innecesario caiga bajo este encabezado. El segundo tipo de costo directo de la agencia es un gasto que surge de la necesidad de monitorear las acciones de gestión. Pagar a los auditores externos para evaluar la exactitud de la información de los estados financieros podría ser un ejemplo.

A veces se argumenta que, dejados a sí mismos, los gerentes tenderían a maximizar la cantidad de recursos sobre los que tienen control o, más generalmente, el poder corporativo o riqueza.

Este objetivo podría llevar a un énfasis excesivo en el tamaño o crecimiento corporativo. Por ejemplo, los casos en que la administración está acusada de pagar en exceso para comprar otra empresa solo para aumentar el tamaño de la empresa o para demostrar el poder corporativo no son infrecuentes y es un problema de agencia y de la corporación.

Obviamente, si se produce un pago excesivo, dicha compra no beneficia a los accionistas de la empresa compradora. Esto indica que la administración puede tender a exagerar la supervivencia de la organización para proteger la seguridad laboral. Además, a la administración no le gustan las interferencias externas, por lo que la independencia y la autosuficiencia corporativa pueden ser objetivos importantes.

¿Actúan los administradores en los intereses de los accionistas?

 Si los gerentes actuarán en el mejor interés de los accionistas dependerá de dos factores: primero, ¿qué tan cerca están los objetivos de gestión alineados con los objetivos de los accionistas? Esto se relaciona con la forma en que los gerentes son compensados. Segundo, ¿pueden los gerentes ser reemplazados si no persiguen las metas de los accionistas? Este inconveniente se relaciona con el control de la firma. Hay varias razones para pensar que, incluso en las empresas más grandes, la administración tiene un incentivo importante para actuar en interés de los accionistas.

Compensación gerencial

La administración con frecuencia tendrá un incentivo económico significativo para aumentar el valor de la acción por una razón: su compensación.

La compensación gerencial, particularmente en la parte superior, generalmente está vinculada al desempeño financiero en general y, a menudo, a compartir valor en particular. Por ejemplo, a los gerentes con frecuencia se les da la opción de comprar acciones a un precio de ganga. Cuanto más vale la acción, más valiosa es esta opción.

Control de la empresa

El control de la empresa recae en última instancia en los accionistas. Eligen a la junta directiva, que, a su vez, contrata y despide a la gerencia.

Un mecanismo importante mediante el cual los accionistas infelices pueden reemplazar a la administración existente se llama una lucha de proxy.

Un poder es la autoridad para votar las acciones de otra persona. Se desarrolla una lucha de proxy cuando un grupo solicita proxies para reemplazar la junta existente y así reemplazar la administración existente.

En 2002, la fusión propuesta entre HP y Compaq desencadenó una de las peleas de poder más seguidas, más disputadas y costosas de la historia, con un precio estimado de más de $ 100 millones.

Ante esto, tenemos claro que los problemas de agencia y control de la corporación recaen en la relación que mantienen las acciones del agente con el principal.

accionistas y control de la corporación

Puedes consultar además otros artículos del blog cómo «El Inversor Inteligente en PDF» y «Libros de Warren Buffett«.

Sigue aprendiendo sobre finanzas corporativas:

Summary
Problemas de Agencia en el Control de la Corporación
Article Name
Problemas de Agencia en el Control de la Corporación
Description
La relación entre los accionistas y la administración se llama una relación de agencia. Dicha relación existe cada vez que alguien (el director) contrata a otro (el agente) para representar sus intereses.
Author
Publisher Name
HoyFinanzas.com
Publisher Logo