Guía Completa Para Detectar Burbujas en Bolsa

Consejos y mejores prácticas para inversores particulares
Fuente: MidJourney, "Burbujas en Bolsa"

¿Cómo definirías una burbuja en bolsa? Digamos que una burbuja en bolsa se da cuando el precio de las acciones se despega irracionalmente de los fundamentales.

Ahora, ¿por qué debería importarte esto como inversor particular? Simple: las burbujas son peligrosas. Si no las reconocés a tiempo, y seguís invirtiendo como si nada, podés enfrentarte a grandes pérdidas cuando la burbuja explote y los precios caigan de golpe. Entender y detectar estas burbujas te ayuda a proteger tus inversiones y a tomar decisiones más informadas en el mercado.

Han habido varias burbujas famosas, como la Tulipomanía en Holanda durante el siglo XVII o la crisis de las puntocom a finales de los 90. 

Muchas veces las burbujas se dan en tipos de empresas que son difíciles de entender y por lo tanto es más complicado asignarles un valor. Los activos se ponen de moda y los precios comienzan a subir sin prestar mucha atención a los fundamentales del negocio. 

Eso fue lo que ocurrió en la burbuja de las puntocom, en donde cualquier empresa que mostraba un crecimiento en tráfico a su sitio web terminaba valiendo millones de dólares, sin importar si había un negocio sostenible detrás. 

¿Cómo podemos hacer entonces para detectar estas burbujas siendo simples inversores particulares? Más abajo te cuento cómo, pero ahora veamos qué factores contribuyen a la creación de burbujas financieras. 

Factores que contribuyen a la formación de burbujas en bolsa

Los factores que contribuyen a la creación de burbujas financieras son múltiples y complejos, entrelazando aspectos económicos, psicológicos y de mercado. 

En primer lugar, la política monetaria juega un papel importante. Cuando los bancos centrales mantienen tasas de interés bajas durante períodos prolongados, el acceso al crédito se vuelve más fácil y barato. Esto conduce a un aumento en la inversión y el gasto, inflando potencialmente los precios de los activos más allá de su valor intrínseco

Un ejemplo clásico fue la crisis de las hipotecas subprime en 2008, donde las tasas de interés bajas fomentaron préstamos riesgosos y una escalada en los precios de la vivienda. Ya sabés cómo terminó eso. 

Además, los fenómenos psicológicos, como el exceso de confianza y la mentalidad de rebaño, son otro ingrediente en la formación de burbujas. 

Los inversores, alentados por el optimismo generalizado y el miedo a perderse de las ganancias (FOMO, fear of missing out), continúan comprando activos sobrevalorados, impulsando aún más los precios hacia arriba. Esta mentalidad de rebaño puede desencadenar una especulación irracional, desconectando los precios de los activos de sus fundamentos económicos reales.

Otros factores incluyen la desregulación del mercado, que puede facilitar prácticas especulativas riesgosas, y la innovación tecnológica, que a veces lleva a una sobrevaloración de sectores emergentes, como se vio en la burbuja de las puntocom o como puede llegar a ocurrir si las empresas de IA siguen aumentando su cotización.

La combinación de estas condiciones crea un ambiente propicio para el desarrollo de burbujas en bolsa, cuyas consecuencias pueden ser devastadoras para la economía global cuando estallan.

Indicadores para detectar burbujas en bolsa

Como decía en la introducción, la marca clara de una burbuja en bolsa es la sobrevaloración extrema de las empresas y que se da cuando los precios se alejan de los fundamentales como las ganancias o el valor real de los activos dentro de una empresa.

Veamos entonces concretamente algunos indicadores prácticos para detectar entornos de burbujas en bolsa:

  • Si una acción reporta malos resultados, y aún así sube de precio, podría ser un indicativo de que hay compradores irracionales.
  • Otro indicador es la entrada de inversores sin experiencia que tienen la esperanza de realizar una ganancia rápida. Hay un alto componente de miedo a perderse ganancias (FOMO) y la única forma de obtener ganancias es vendiendo la acción a un «greater fool» o al «tonto más grande».
  • El aumento en el volumen de operaciones y la alta volatilidad de los precios también son características comunes de una burbuja. Estos signos indican una actividad frenética en el mercado, donde la rápida subida y bajada de precios no refleja las condiciones del mercado subyacentes sino cambios repentinos en la psicología de los participantes de mercado.
  • El aumento en el apalancamiento, con inversores tomando más deuda para financiar compras de acciones. Las compras apalancadas hacen subir los activos de forma rápida pero también caen cuando comienzan las «margin calls».
  • La utilización de métodos creativos de valoración puede ser otro indicador. En el caso de las acciones en la era de las puntocom se terminaba valorando las acciones en función a la adquisición de usuarios.
  • Un aumento en los niveles de fraude y casos de estafas es otra marca de burbuja o exuberancia irracional. Este indicador se pudo ver con mucha claridad en la burbuja cripto de 2021.
  • Por último la marca clásica y más visual de una burbuja es la subida pronunciada en el precio de los activos que deja una curva parabólica en el muy corto plazo e indica euforia desmedida en los participantes del mercado.

Métricas y herramientas para detectar burbujas en bolsa

En casos muy extremos, las herramientas e indicadores más usados nos van a mostrar claramente si estamos ante una burbuja o no. El PER (Price-to-Earnings Ratio), que compara el precio de una acción con los ingresos de la empresa es uno de ellos. Un PER anormalmente alto en relación con la media histórica del sector puede indicar sobrevaloración.



Como ves, durante los últimos 20 años el PER promedio del S&P 500 se ha mantenido alrededor de 16x.

Otro indicador interesante es el P/B (Price-to-Book Ratio), que mide la relación entre el precio de mercado de una acción y su valor contable. Un P/B elevado sugiere que el precio de las acciones podría estar inflado. Si ves el gráfico de abajo hoy en día estamos muy por encima de la métrica histórica.


Sin embargo, si comparo con un índice que tiene los mismos pesos para cada compañía (equally weighted en rojo), entonces puedo ver que estamos en un período más normal. Esta divergencia con el S&P 500 tradicional puede deberse al creciente peso de las empresas tecnológicas en las que la cotización de mercado es muy superior al valor en libros.

Otras herramientas de sentimiento del mercado pueden ser Sentdex o MarketPsych, que analizan datos de noticias y redes sociales para medir el sentimiento general del mercado. Un optimismo excesivo y uniforme me puede generar algún tipo de alerta.

Finalmente, el análisis del volumen de operaciones a través de plataformas como TradingView me da información sobre la actividad del mercado. Un aumento repentino en el volumen, especialmente si no está respaldado por noticias fundamentales, puede ser indicativo de una burbuja.

Características de una burbuja según Benjamin Graham

Bejamin Graham usaba 5 indicadores para determinar si el mercado estaba en máximos y con potencial peligro de burbuja.

  1. Primero que nada el precio, obviamente, observar si se encuentra en máximos históricos.
  2. El ratio P/E elevado, como te comentaba más arriba.
  3. Bajos rendimientos de dividendos en comparación con el rendimiento de los bonos.
  4. Especulación con margen, también mencionado más arriba.
  5. Muchas IPOs de baja calidad, también pueden ser indicativo de un mercado excesivamente optimista.

En relación a los dividendos, hoy podés ver que está cercano a los mínimos de los últimos 20 años, lo que de nuevo, podría indicar cierta sobrevaloración. 

Sin embargo, dada la creciente participación de las 7 magníficas como parte del índice (dichas empresas pagan poco o nada de dividendo), tiene sentido que este indicador tenga una tendencia a la baja.

Consideraciones finales

Las burbujas en bolsa no son fenómenos inexplicables. Como inversor, hay que estar atento y siempre prestar atención a los fundamentales. Seguir tendencias o invertir ciegamente basándote en el miedo a perderte una ganancia puede conducir a tener pérdidas importantes.

Como inversor en valor, la clave es entender el negocio y prestar atención a la valoración de la compañía. Si te dejás llevar por la euforia de mercado como pasó en 2021 es posible que termines cometiendo errores que pueden costarte muy caro.

La sobrevaloración extrema, el aumento en el volumen de operaciones sin fundamentos claros y la especulación irracional van a volver a aparecer en los mercados de tanto y tanto. Espero que con el contenido que vimos en esta guía tengas mejores herramientas para evaluar este tipo de situaciones a futuro.

Un saludo,

Mauricio Heck

mauricio@hoyfinanzas.com

Aviso de Responsabilidad

No interprete nada de lo anterior como asesoramiento financiero. Este artículo ha sido preparado por el autor solo para fines informativos y educativos. La escritura contiene ciertas declaraciones y opiniones prospectivas basadas en el análisis del autor de información públicamente disponible que se cree precisa y confiable. Si bien el autor cree que dichas declaraciones y opiniones prospectivas son razonables, están sujetas a riesgos desconocidos, incertidumbres y otros factores que podrían causar que los resultados reales difieran materialmente de lo proyectado. La información proporcionada es actual a la fecha de preparación y podría no aplicarse a circunstancias futuras. El editor no está obligado a corregir, actualizar o revisar el contenido más allá de su fecha de publicación inicial. A la fecha de publicación del informe, el autor puede o no tener una posición en el valor mencionado. Nada en este informe constituye asesoramiento de inversión. Los lectores deben llevar a cabo su debida diligencia e investigación y tomar sus propias decisiones de inversión. ESTO NO ES UNA recomendación de compra o venta. Rol y Limitaciones del Editor: HoyFinanzas actúa como editor de información financiera y no funciona como asesor de inversiones. No se ofrece asesoramiento de inversión personalizado o adaptado. La información presentada en este sitio web no atiende a las necesidades individuales de los destinatarios. No oferta ni Solicitud: El contenido, incluyendo opiniones y expresiones, presente en este sitio web, no es una oferta directa o indirecta ni una solicitud para comprar o vender los valores o instrumentos financieros mencionados. DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: Ni el editor ni sus afiliados asumen responsabilidad por cualquier pérdida directa o consecuente que surja directa o indirectamente del uso de la información proporcionada en este contenido. CONSENTIMIENTO Y ACUERDO: Al acceder al sitio o a las cuentas de redes sociales afiliadas, usted manifiesta su acuerdo con este descargo de responsabilidad y los términos de uso. La reproducción no autorizada del contenido, ya sea mediante fotocopiado u otros medios, es ilegal y está sujeta a consecuencias legales. HoyFinanzas no es un suscriptor, corredor de bolsa, portal de financiación colectiva Título III, o servicio de valoración. El sitio no ofrece asesoramiento de inversión ni estructuración de transacciones.

Deja un comentario