Saltar al contenido
HoyFinanzas.com

Instrumentos Financieros de Renta Fija

Los valores de renta fija son el medio por excelencia de recaudación de capital en todo el mundo. Tener seguridad de ingresos fijos permite que los gobiernos, empresas y otros emisores pidan dinero prestado a los inversores y así garantizar sus operaciones por un lapso prudente de tiempo. No obstante, todos los préstamos acarrean deudas.

Los pagos sobre valores de renta fija son generalmente obligaciones contractuales y legales del ente emisor al inversor. Los valores de renta fija para las empresas no tienen derecho de propiedad.

Pagar intereses y reembolsar el monto prestado constituyen petitorios previos sobre las ganancias y los activos de las empresas, a diferencia del reclamo de los accionistas. Esto indica que los valores de renta fija tienen, teóricamente, un riesgo menor que las acciones comunes que tienen las compañías.

Estos valores tienen varios roles fundamentales que destacar. En primer lugar, son un medio por el cual los inversionistas, individuos o instituciones públicas o privadas, se preparan para financiar con cierta seguridad, las obligaciones futuras, entre ellos, los pagos de matrículas o pensiones.

Las correspondencias de los valores de renta fija con las acciones comunes se modifican, sin embargo, incluir valores de renta fija a las carteras de negocios, incluidas las acciones comunes, es una manera efectiva para que las empresas obtengan beneficios de diversificación.

Ahora bien, al respecto surgen varias interrogantes, entre ellas las siguientes:

– ¿Qué características denota una seguridad de ingresos fijos y cómo determinan los flujos programados de efectivo?

– ¿Cuáles son las consideraciones reglamentarias, fiscales y legales de una seguridad de ingresos fijos y por qué son importantes para los inversionistas?

– En relación con el pago de intereses y el reembolso del capital, ¿cuáles son las estructuras comunes?

– ¿Qué disposiciones pudieran afectar la disposición o el intercambio de valores de renta fija?

Términos como «valores de renta fija», «valores de deuda» y «bonos», en lo que respecta a este estudio financiero en particular, frecuentemente expertos lo usan de manera indistinta.

Qué debe conocer el inversor a la hora de invertir en un bono

Existen tres factores importantes que un inversionista debe conocer a la hora de invertir en un bono. A continuación, los mencionamos:

– El inversor debe conocer las características de los bonos, quién emite los bonos (emisor), su vencimiento, el valor de cada uno, la tasa y la denominación de la moneda. Todas estas características establecen los flujos de efectivo dispuestos del bono y, por lo tanto, determinan el rendimiento real del inversionista.

– Las consideraciones reglamentarias, fiscales y legales que se añaden al o los acuerdos contractuales entre el emisor y los tenedores de bonos. Por ejemplo, una fianza es un acuerdo contractual entre el emisor y el tenedor de bonos.

– Las disposiciones de contingencia que logran perturbar los flujos de efectivo programados de los bonos. Estas conceden al emisor o a los tenedores de bonos algunos derechos que afectan la tenencia o canje de los bonos.

Características de un bono

Los bonos, bien sean los bonos tradicionales o los bonos respaldados por activos, poseen las mismas características básicas.

Los que están respaldados por activos, se constituyen a partir del proceso de titulación, que refiere el traslado de los activos del propietario a una entidad legal, la cual, luego utiliza los activos titulizados como garantías de respaldo para asegurar una emisión de bonos.

Los activos que se emplean para crear bonos respaldados por activos, contienen préstamos hipotecarios (hipotecas residenciales y comerciales), préstamos para automóviles, estudiantiles, bancarios, deudas de tarjetas de crédito, entre otros recursos.

Emisores de bonos

Son muchas las entidades que emiten bonos, desde particulares, hasta empresas y gobiernos. Todos ellos se clasifican en categorías según sus similitudes. Estos son los principales tipos de emisores:

– Organizaciones supranacionales. Ejemplo, el Banco Mundial o el Banco Europeo de Inversiones.

– Gobiernos soberanos. Gobiernos de países de economía estable como Estados Unidos o Japón.

– Gobiernos no soberanos. Se refiere a estados y regiones de algunos países de sólida economía.

– Entidades semi gubernamentales (agencias propiedad o auspiciadas por gobiernos). Los servicios postales de los países.

– Compañías o emisores corporativos. Empresas o entes no financieros.

– Entidades que titulizan activos para crear bonos respaldados por activos que luego venden a los inversionistas.

A menudo, el mercado de renta fija se clasifica por el tipo de emisor, lo cual conlleva a identificar tres sectores del mercado de bonos: el gobierno y los sectores relacionados con él, el sector corporativo y el sector financiero estructurado.

En este orden de ideas, los tenedores de bonos siempre están expuestos a los riesgos que incluyen los créditos, es decir, factores de pérdida que resultan cuando el emisor no realiza los pagos de intereses de manera oportuna y/o reembolsos.

Este riesgo de crédito es inherente a todas las inversiones de deudas, pues los mercados de bonos ocasionalmente se clasifican según la solvencia crediticia del emisor y según lo cataloguen las agencias encargadas de realizar la calificación crediticia.

También, es fundamental hacer una distinción especial entre los bonos con grado de inversión y los que no lo tienen, de igual manera denominados bonos de alto rendimiento o especulativos.

Si bien existen algunas consideraciones al establecer una diferencia entre los dos sectores, los pagos que prometen los bonos con grado de inversión se observan con un riesgo menor al que tienen los bonos sin grado de inversión, esto pues se debe a la rentabilidad y liquidez.

En este sentido, diversos intermediarios financieros, como los bancos y las compañías de seguros, pueden experimentar limitaciones tanto explícitas como implícitas de tenencias de bonos que no tienen grado de inversión.

Algunos inversionistas, al momento de realizar declaraciones de política de inversión, también pueden incluir restricciones en tales tenencias. En todo caso, desde la perspectiva del emisor, una calificación crediticia de grado de inversión usualmente permite un acceso fácil a los mercados de bonos y a unas tasas de interés mucho más bajas que una calificación crediticia que no tenga grado de inversión.

Maturity o madurez de un bono

La fecha de vencimiento de un bono se refiere a la fecha en que el emisor está obligado a rescatar el bono mediante el pago del monto principal pendiente.

El plazo es el tiempo restante hasta la fecha de vencimiento del bono. El tenor es una consideración importante en el análisis de un bono. Indica el período durante el cual el tenedor de bonos puede esperar recibir los pagos de intereses y el período de tiempo hasta que el principal se pague por completo.

Los vencimientos suelen oscilar entre 1 día y 30 años o más.

Valor nominal de un bono

El monto principal, el valor principal o simplemente el principal de un bono es el monto que el emisor acuerda reembolsar a los tenedores de bonos en la fecha de vencimiento. Esta cantidad también se conoce como el valor nominal, o simplemente par, valor nominal, valor de redención o valor de vencimiento. Los bonos pueden tener cualquier valor nominal.

En la práctica, los precios de los bonos se cotizan como un porcentaje de su valor nominal. Por ejemplo, suponga que el valor nominal de un bono es de $ 1,000. Una cotización de 95 significa que el precio del bono es de $ 950 (95% × $ 1,000). Cuando el bono tiene un precio del 100% del valor nominal, se dice que el bono se cotiza a la par.

Si el precio del bono está por debajo del 100% del valor nominal, como en el ejemplo anterior, el bono se negocia con un descuento. Alternativamente, si el precio del bono está por encima del 100% del valor nominal, el bono se negocia con una prima.

Cupón de un bono y frecuencia de pago

La tasa de cupón o la tasa nominal de un bono es la tasa de interés que el emisor acuerda pagar cada año hasta la fecha de vencimiento. La cantidad anual de los pagos de intereses realizados se llama el cupón. El cupón de un bono se determina multiplicando su tasa de cupón por su valor nominal. Por ejemplo, un bono con una tasa de cupón del 6% y un valor nominal de $ 1,000 pagará un interés anual de $ 60 (6% × $ 1,000).

Los pagos de cupones se pueden hacer anualmente, como los de los bonos del gobierno alemán o Bund. Muchos bonos, como el gobierno y los bonos corporativos emitidos en los Estados Unidos o los bonos gubernamentales emitidos en el Reino Unido, pagan intereses semestralmente.

Todos los bonos, ya sea que paguen una tasa de interés fija o variable, realizan pagos de cupones periódicos, excepto los bonos con cupón cero. Tales bonos no pagan intereses, de ahí su nombre. En su lugar, se emiten con un descuento al valor nominal y se canjean a la par; a veces se les conoce como bonos de descuento puro. El interés ganado en un bono con cupón cero está implícito y es igual a la diferencia entre el valor nominal y el precio de compra. Por ejemplo, si el valor nominal es de $ 1,000 y el precio de compra es de $ 950, el interés implícito es de $ 50.

Moneda en la que se emiten los bonos

Los bonos pueden emitirse en cualquier moneda, aunque una gran cantidad de emisiones de bonos se realizan en euros o en dólares estadounidenses. La moneda de emisión puede afectar el atractivo de un bono.

Si la moneda no es líquida o no se cotiza libremente, o si la moneda es muy volátil en relación con las principales monedas, las inversiones en esa moneda no atraerán a muchos inversores. Por esta razón, los prestatarios en los países en desarrollo a menudo eligen emitir bonos en una moneda diferente a su moneda local, como en euros o dólares estadounidenses, porque al hacerlo es más fácil colocar el bono entre los inversores internacionales.

Los emisores también pueden optar por emitir en una moneda extranjera si esperan flujos de efectivo en la moneda extranjera porque los pagos de intereses y los reembolsos del capital pueden actuar como una cobertura natural, reduciendo el riesgo de la moneda. Si un bono está dirigido únicamente a los inversionistas nacionales de un país, es más probable que el prestatario emita en la moneda local.

Rendimiento de un bono

Hay varias medidas de rendimiento comúnmente utilizadas por los participantes del mercado. El rendimiento actual o el rendimiento corriente es igual al cupón anual del bono dividido por el precio del bono, expresado como un porcentaje. Por ejemplo, si un bono tiene una tasa de cupón del 6%, un valor nominal de $ 1,000 y un precio de $ 1,010, el rendimiento actual es de 5.94% ($ 60 ÷ $ 1,010).

El rendimiento actual es una medida de ingresos que es análoga al rendimiento de dividendos para una acción común.

La medida de rendimiento más comúnmente referida se conoce como el rendimiento al vencimiento o en inglés yield to maturity, también llamado rendimiento a la redención.

El rendimiento al vencimiento es la tasa interna de rendimiento de los flujos de efectivo esperados de un bono, es decir, la tasa de descuento que iguala el valor presente de los flujos de efectivo esperados del bono hasta el vencimiento con el precio del bono.

El rendimiento al vencimiento puede considerarse una estimación del rendimiento esperado del bono; refleja el rendimiento anual que un inversionista obtendrá de un bono si este compra el bono hoy y lo mantiene hasta el vencimiento. Existe una relación inversa entre el precio del bono y su rendimiento hasta el vencimiento, todo lo demás es igual. Es decir, cuanto mayor sea el rendimiento del bono hasta el vencimiento, menor será su precio.

Alternativamente, cuanto mayor sea el precio del bono, menor será su rendimiento hasta el vencimiento.

Por lo tanto, los inversionistas que anticipan un entorno de tasas de interés más bajas (en el que los inversionistas exigen un menor rendimiento hasta el vencimiento del bono) esperan obtener un retorno positivo de la apreciación del precio.

instrumentos de renta fija

Summary
Review Date
Reviewed Item
Instrumentos Financieros de Renta Fija
Author Rating
51star1star1star1star1star