Saltar al contenido
HoyFinanzas.com
blog sobre inversiones

Modelo CAPM en la Valoración de Empresas: Explicación

Utilidad del CAPM: Introducción

Para realizar la valoración de una empresa, tanto en el modelo de dividendos como en el modelo de crecimiento de Gordon se “descuentan” los flujos de fondos futuros usando una tasa esperada de retorno del capital, dicha tasa puede calcularse utilizando el modelo CAPM.
Ahora veamos ¿existe alguna metodología fiable para estimar la tasa al momento de descontar el flujo de fondo futuros cuando estamos haciendo la valoración de una empresa?
Efectivamente existe tal metodología y, si bien es polémica ya que tiene sus defensores y sus detractores, se llama Capital Asset Pricing Model.
 
Usar este modelo nos permite encontrar una tasa de rendimiento esperado adecuada de acuerdo a cada compañía que vayamos a valorar.
Es decir, este modelo nos sirve para determinar cuánto debe rendir un activo de acuerdo al riesgo que asume el inversor.

Qué es Riesgo en el Modelo CAPM 

Antes de seguir adelante con la descripción del modelo, debemos entender que “riesgo” en este caso se define como la volatilidad de rendimientos de un activo.
Aquellas compañías que tienen un precio por acción que fluctúa fuertemente entre valores muy altos y valores muy bajos van a ser más riesgosas que las acciones de empresas cuyos precios casi no se mueven del valor actual.
 
Tenemos entonces una definición de riesgo que implica entender la varianza de cada una de las acciones que estamos analizando.

Fórmula para Calcular el CAPM

Según este modelo, la fórmula para determinar el rendimiento esperado que debe tener un activo es:
 
E(r)= Rf + Bi E (Rm – Rf)

 

capital asset pricing model o CAPM
Fórmula para calcular el retorno esperado con el Capital Asset Pricing Model
 
Donde E(r) es la esperanza de retorno que debería estar dispuesto a soportar un inversor a la hora de comprar una acción.
 
Rf sería la tasa libre de riesgo (risk free), que mayormente está representada por la tasa a 10 años de un bono del Gobierno de los Estados Unidos.
 
Bi es la beta de una acción, un número que describe qué tanto se mueve el precio de la acción como consecuencia de los movimientos del mercado.
 
Si es mayor a 1 significa que por cada movimiento de un índice de mercado por el ejemplo el S&P 500 durante un período determinado, este activo se va a mover más que el mercado.
Si es menor que 1 se va a mover menos que el mercado y si es igual a 1 significa que el precio de esta acción tiene exactamente la misma variación que el mercado, se mueven en conjunto.
 
Rm sería la tasa de riesgo de mercado.

Conclusiones

 
A partir de ahí tenemos entonces definido el modelo CAPM.
Básicamente nos dice que el rendimiento que deberíamos esperar de una acción determinada es una función de la tasa libre de riesgo en el mercado y de la prima de riesgo que se está pagando por encima de la tasa libre de riesgo (Rm (-) Rf, es decir cuanto nos paga el mercado por una cartera de mercado diversificada) multiplicada por qué tan sensible es el activo en relación a los movimientos del mercado (beta de ese activo).
 
Esta sería entonces la tasa esperada de rendimiento que deberíamos usar al ahora de descontar los flujos de fondos para estimar el valor de una acción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *