Saltar al contenido
HoyFinanzas.com
blog sobre inversiones

¿Es el Valor de una Empresa Igual al Precio de una Empresa?

¿Cuántas veces hemos escuchado en las noticias el precio una empresa? “Apple llega a nuevos récords de valuación”, “Facebook creció X% en capitalización de mercado”, etc etc. ¿Es este precio igual al valor de una empresa? 
imagen sobre el valor de una empresa
El valor de una empresa es generalmente diferente a su precio de mercado.
Ahora, ¿de qué estamos cuando hablamos del precio en el mercado de una empresa pública que cotiza en bolsa? En estos casos, normalmente los periodistas se refieren al precio de cada acción multiplicado por el total de acciones en circulación para una empresa dada.
 
Vemos por ejemplo el caso de Apple a principios de julio de 2018. Para esta fecha tenemos la siguiente información:
 
Precio de la acción de Apple: $187.92
Acciones en circulación: 4.92 Bn
 
El total de capitalización de mercado entonces para Apple a principios de julio de 2018 va a ser 924 billones (americanos) de dólares (precio de la acción por acciones en circulación).
Vale hacer una aclaración, decimos billones americanos porque estamos hablando de mil millones de dólares. En el idioma español el término billones se refiere a un millón de millones.
 
Ahora sabemos entonces que el precio para una compañía como Apple está en los 924 billones de dólares pero, ¿es realmente ese el “valor” de la compañía? ¿es realmente el precio un buen indicador del valor?
 
Hay una frase de Oscar Wilde que es muy citada en este tipo de ocasiones que dice: “Hoy en día el hombre conoce el precio de todo y el valor de nada”.
 
A lo largo de este artículo vamos a ver entonces que muchas veces el valor de una empresa no es el mismo que el precio de una acción o de una compañía y es precisamente en esas situaciones en donde el “inversor inteligente” puede aprovechar y realizar una ganancia a través de la actividad de invertir.
 

EL VALOR INTRÍNSECO DE UNA EMPRESA

Tenemos entonces que aprender el primer concepto importante a la hora de valorar una empresa, el del VALOR INTRÍNSECO o VALOR FUNDAMENTAL.
Pero ¿qué significa estimar el valor intrínseco o el valor fundamental?
Básicamente significa calcular el valor de una empresa de acuerdo a un cuidadoso análisis de sus características y de sus fundamentos de inversión.
Se desprende a partir de la anterior oración que el valor intrínseco de un activo puede entonces ser diferente al precio del mismo. Cualquier analista entonces que calcula el valor intrínseco está cuestionando implícitamente su precio de mercado.
 
Ese mismo analista estaría cuestionando la teoría de eficiencia del mercado que dice que los precios reflejan toda la información posible sobre un activo determinado, es decir que los mercados son eficientes poniendo precio a los activos.
 
Si calculamos el valor intrínseco de una acción y vemos que difiere entonces con el precio de la acción, nos vamos a enfrentar entonces a tres situaciones posibles:
  1. El activo está sobrevalorado.
  2. La empresa está subvalorada.
  3. La compañía tiene un precio razonable.
Para Warren Buffett la definición de inversión involucra el concepto de resignar poder de compra hoy para poder tener más poder de compra mañana. ¿Qué puede hacer entonces una persona que está “invirtiendo” los fondos de un portafolio ante las 3 situaciones anteriormente mencionadas?
 
En caso de que un activo esté sobrevalorado debería venderlo, en el caso de que el activo esté subvalorado (siempre y cuando sea por un margen razonable) debería comprarlo y en el caso de que determine que el valor intrínseco es muy parecido al precio de mercado no debería hacer nada.
 
Obviamente, no todo es tan fácil ya que para llegar al valor intrínseco de una acción y entender el valor de una empresa es necesario implementar una serie de modelos de valuación y estimados por parte del analista que son muy propensos a tener volatilidad.
 
Con lo cual, cuanto más seguro esté nuestro amigo analista menos margen de seguridad va a necesitar de diferencia entre el precio del activo y el valor intrínseco calculado. Ahora, si no está muy seguro de sus estimaciones o del modelo implementado va a tener que buscar un mayor margen de seguridad.

Tiempo de ajuste hacia el valor intrínseco

Decíamos entonces que un buen inversor puede aprovecharse de estas discrepancias entre precio y valor para lograr un aumento en el futuro del poder de compra de su portafolio.
Ahora, es importante entender que hay otra variable en juego, ¿cuál es el tiempo que debería transcurrir entre que el mercado ajusta los precios para llegar al valor intrínseco calculado por el analista o el inversor? ¿1 año? 2 años? 3?
 
A decir verdad no hay una fórmula clara que nos diga cuanto va a ser el tiempo en el que el mercado va a ajustar el precio de una acción para llegar al valor de una empresa calculado por nosotros.
Hay algunos inversores que tomar un número fijo, como por ejemplo Mohnish Pabrai que calcula 3 años como horizonte de tiempo para que el precio alcance el valor estimado por el mismo.
 
De hecho hay un episodio famoso en donde en una audiencia en el congreso de Estados Unidos, Benjamin Graham uno de los padres fundadores de la disciplina de inversión de valor, responde ante la mirada atónita de los senadores que en relación a esta cuestión:
That is one of the mysteries of our business, and it is a mystery to me as well as to everybody else. We know from experience that eventually the market catches up with value. It realizes it in one way or another.”
 
“Es uno de los misterios de nuestro negocio, es un misterio para mí como para todo el mundo. Sabemos por experiencia que eventualmente el mercado se acerca al valor de una empresa. Lo realiza de una forma o de otra.”
Conclusión
 
Para cerrar esta cuestión lo mejor que podemos hacer es ser pacientes y esperar a que el mercado haga su trabajo en llevar el precio al valor que nosotros estimamos previamente.
Siempre tengamos en cuenta que si manejamos un portafolio, hay que considerar el horizonte de tiempo que tenemos entre los objetivos de la declaración de la política de inversión.
 
Finalmente, Bruce Greenwald, profesor de la Universidad de Columbia cuna de las filosofía de la inversión de valor, nos dice que para encontrar situaciones en donde haya una diferencia entre precio y valor tenemos que buscar en los lugares más recónditos del mercado, en industrias olvidadas por la corriente de moda o por los analistas de los grandes bancos.
 
Última recomendación en este sentido, para estimar el valor de una empresa usando el valor intrínseco de una acción no basarse solamente en un solo modelo sino que lo mejor es usar varios para ver la sensibilidad de las variables y el impacto que cada una tiene en el resultado final.
 

MODELOS PARA CALCULAR EL VALOR DE UNA EMPRESA

Como decíamos anteriormente, existen diferentes modelos para entender el valor de una empresa. En líneas generales hay 3 grandes formas de valorar una empresa.
Al fin y al cabo, vistas desde una perspectiva del inversor, las empresas no son más que instrumentos generadoras de efectivo que tienen una vida útil (por más que la mayoría de las corporaciones se crean para que duren para siempre) y que por lo tanto se puede estimar su valor trayendo a valor presente todos los flujos de efectivo libre que van a generar en el futuro hasta el momento en que la empresa o compañía deje de existir.
Tenemos entonces 3 grupos de modelos para valorar una empresa:
  1. Modelos de valor presente o flujos de fondo descontados: un poco lo que decíamos recién, estos modelos estiman el valor presente de los flujos de fondos futuros generados por el activo. Dentro de este grupo de modelos tenemos aquellos que descuentan solos los dividendos distribuidos a los accionistas (dividend discount models) y por otro lado aquellos que descuentan los flujos de fondos libres que están disponibles para distribuir luego de cubrir las necesidades de gastos de capital y necesidades de capital de trabajo (free-cash-flow-to-equity models).
  2. Modelos de valoración por múltiplos: estos modelos están basados principalmente en múltiplos por precio de acciones o en múltiplos de valor empresa. Multiplican el valor de la empresa o el precio de la acción y lo comparan con una variable fundamental como puede ser ganancias, ingresos, flujos de fondo, valor en libros, etc. Los más comunes son P/E (price earnings) o P/S (price to sales). Los múltiplos relativos a valor empresa, tienen en general la forma de Valor Empresa/ EBITDA o Ventas Totales. El valor empresa es un número que representa la valoración total de una empresa sin el efectivo o las inversiones corrientes.
  3. Modelos de basados en valoración de activos: lo que se hace en estos casos normalmente es estimar el valor de las acciones comunes a partir del valor de los activos de la empresa menos el valor de los pasivos y las acciones preferentes. El valor de mercado de los activos generalmente se calcula haciendo ajustes al valor en libros o carrying value.
A medida que comenzamos a estudiar los diferentes modelos de valuación de activos, no debemos olvidarnos que todos son una simplificación de la realidad y que por lo tanto siempre debemos usar el sentido común a la hora de estimar supuestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *